Mary Baker Eddy en el Día Internacional de la Mujer 2010
 
Queridos amigos:
En ocasión de celebrarse el Día Internacional de la Mujer, es una gran alegría poder dirigirnos a ustedes para compartir una descripción de la frondosa vida de Mary Baker Eddy, una maravillosa mujer cuya trayectoria y obras han sacudido a la humanidad.
Mary Baker Eddy (1821–1910) fue una prominente figura religiosa y ejemplo notable del acceso de la mujer a importantes posiciones de liderazgo. Su libro fundamental, Ciencia y Salud con Clave de las Escrituras, fue reconocido en 1992 por la Asociación de Libros de Mujeres de los Estados Unidos (Women’s National Book Association) como uno de los 75 principales libros escritos por mujeres cuyas palabras han cambiado el mundo. El Salón Femenino de la Fama de los Estados Unidos (National Women’s Hall of Fame) la incluye en 1995, mencionando que “dejó una marca indeleble en la religión, la medicina y el periodismo”.
Mary Baker Eddy, pionera espiritual, dice en uno de sus escritos: “En la ley natural y en la religión, el derecho de la mujer de alcanzar el grado más alto de entendimiento iluminado y de desempeñar los puestos más elevados en el gobierno, es inalienable, y estos derechos son hábilmente vindicados por los representantes más nobles de ambos sexos. Ha llegado la hora de la mujer, con todas sus dulces amenidades y con sus reformas morales y religiosas”.
En las últimas décadas el público ha comenzado a apreciar más el aporte que ha hecho la Sra. Eddy al pensamiento de los siglos XIX y XX. Desde la perspectiva del siglo XXI, es destacado su papel como mujer de trabajo, una escritora y pensadora que se esforzó infatigablemente hasta el fin de su vida para que su labor diera frutos, a pesar de las serias contrariedades que enfrentó, en su lucha contra los convencionalismos del siglo XIX respecto al género, la salud, la edad y la tradición religiosa.
Nació y se crió en una granja situada en la cima de una humilde colina de Nueva Inglaterra, Estados Unidos, y vivió en una época muy interesante (siglo XIX). El pensamiento religioso en los Estados Unidos se estaba abriendo a nuevas posibilidades, había un impulso hacia la industrialización y las ciencias, y el movimiento por el derecho al voto apuntaba a ampliar los derechos de la mujer (y de los niños), desafiando restricciones y convencionalismos de antaño. En lugar de ser un adalid político de los derechos de la mujer, ella ejemplificó su creencia en que la Ley divina es eficaz y poderosa para asegurar los derechos de todas las personas, de toda la raza humana.
Mary Baker Eddy, descubridora y fundadora de la Ciencia Cristiana, fue una influyente autora, maestra, sanadora y guía religiosa, conocida por sus ideas renovadoras sobre espiritualidad y salud, a las cuales les dio el nombre de Ciencia Cristiana. Ella presentó esas ideas en su obra principal, Ciencia y Salud con Clave de las Escrituras, publicada por primera vez en 1875, y que actualmente lleva más de 10 millones de ejemplares vendidos y está traducido a 17 idiomas. En 1879 fundó La Primera Iglesia de Cristo, Científico, en Boston, Massachusetts, la cual tiene actualmente iglesias filiales y sociedades alrededor del mundo. En 1908 lanzó el The Christian Science Monitor, uno de los periódicos más importantes, el cual ha recibido hasta la fecha siete Premios Pulitzer, y cuyo propósito es “no hacer daño a nadie, sino bendecir a toda la humanidad”.
Ella consideraba que la Biblia era un libro fundamental para superar todos los problemas de la vida, incluso, sanar las enfermedades. A lo largo de su vida, cuestionó los puntos de vista convencionales acerca de la ciencia, la teología y la medicina, e investigó constantemente la Biblia en busca de respuestas. Una de las preguntas más predominantes que se esforzaba por contestar era: ¿Cómo sanaba Cristo Jesús al enfermo? A través de su constante oración y estudio de la Biblia, la Sra. Eddy encontró la respuesta: que una Ciencia espiritual sostiene el universo, que uno se puede apoyar en las leyes de esta Ciencia para sanar todos los aspectos de la vida, y que esta Ciencia está tan a nuestro alcance hoy en día, como lo estuvo para Cristo Jesús hace más de 2000 años. La Sra. Eddy escribe: "En el año 1866 descubrí la Ciencia del Cristo o las leyes divinas de la Vida, la Verdad y el Amor, y nombré mi descubrimiento Christian Science". En 1879, ella fundó La Iglesia de Cristo, Científico, como una iglesia con el designio de "conmemorar la palabra y las obras de nuestro Maestro, la cual habría de restablecer el Cristianismo primitivo y su perdido elemento de curación". Las obras que la Sra. Eddy realizó, la transformaron en la guía de un movimiento mundial de sanadores que hoy incluye miembros de iglesia, conferenciantes, maestros y practicistas de la curación, en más de 130 países.
 
En lugar de perderse en el olvido, la vida de Mary Baker Eddy ha continuado atrayendo la atención y ganando importancia. Su pensamiento progresista con respecto a las ilimitadas posibilidades de la experiencia humana resuenan en sus escritos y hablan a cada generación con renovado vigor e importancia. Su visión continúa llegando a públicos nuevos de muchas maneras.
 
Sala de Lectura de la Ciencia Cristiana y
Primera Iglesia de Cristo, Científico en Santa Fe (Reg. Nac. de Cultos Nº 3319)
Av. General López 3226 – (3000) Santa Fe
Sitio internet: www.cienciacristianasf.org.ar - e-mail en la Sección Contacto
 
***
 
Información oficial sobre la Ciencia Cristiana:
 
El Heraldo de la Ciencia Cristiana
(artículos y relatos de curación, programas radiales, etc)
christianscience.com
(información muy variada sobre la Ciencia Cristiana)
La Iglesia Madre, en Boston, Massachussetts, Estados Unidos
(Información sobre la institución y sus actividades)
Spirituality.com
(Artículos, audios, chats, etc)
Biblioteca Mary Baker Eddy
(Material sobre la vida y obra de Mary Baker Eddy)
TMC Youth
(Material para jóvenes, como foros, blogs, audios, videos, etc.)
The Christian Science Monitor
(Periódico internacional)
©2010 Primera Iglesia de Cristo, Científico, en Santa Fe, Argentina